martes, 1 de mayo de 2012

La otra orilla de la Vida.

 
Si el grano de trigo no muere, no germina ni llegará a dar fruto alguno. Si uno no muere, no nace. Por eso nacemos para morir, o lo que es lo mismo, para germinar, para cambiar de estado, para transformarnos y ser en otro espacio y de otra manera.
El grano muere en la tierra para poder ser acariciado por el viento en su nuevo ropaje como espiga.

Así siento ahora a mi madre, acariciada por el soplo del Espíritu en su nueva condición de ser de luz. Es sentir dentro de mí ese mismo soplo, esa misma luz, lo que me hace poder vivir esta profunda tristeza envuelta en un delicado encaje de serenidad bordado con los hilos del amor.

Lloro no porque se haya ido sino porque ya no la tengo aquí conmigo a mi lado. Pero brotan unas lágrimas tibias, suaves, incluso dulces cuando emanan de la fuente de la aceptación, la comprensión y el agradecimiento.

Acepto que la muerte es el gran servicio que todos brindamos a la Vida para que ésta pueda regenerarse, renovarse en sus formas y maneras.

Comprendo que me parece terrible la desaparición de mi madre si la identifico, la reduzco y la empobrezco a la forma de su cuerpo, un cuerpo que ya fue cambiando a lo largo de los años.

La muerte no implica desaparición, disolución sino tránsito, cambio, transformación.

La muerte no me ha quitado nada porque no es lo contrario de la vida sino el otro polo del nacimiento.
Ella no se ha ido porque sigue estando a una distancia infinita pero que no supone separación alguna, al mismo tiempo tan lejos.... y tan cerca.

Las dos orillas no están nunca separadas sino unidas por la corriente del río.

En medio de un dolor que no es sufrimiento, de una tristeza que tengo pero que no me tiene a mí, agradezco a la Vida su vida, mi vida a través de ella; agradezco que haya hecho el tránsito con la misma impaciencia y precipitación que la caracterizaban, en un minuto, pero después de haber completado sus aprendizajes y haber facilitado los nuestros en los últimos meses de enfermedad.


En esta orilla se nos ha muerto una abuela. Al otro lado, ya festejan que les ha nacido una niña.

                                                           José María Toro.
                                       Texto extraído del libro: LA SABIDURÍA DE VIVIR (3ª ed.)
                                                           Editorial Desclée de Brouwer



VIDEOCLIP  LIBRO  LA SABIDURÍA DE VIVIR. http://bit.ly/XmHvCu
Contiene los títulos de algunos de sus capítulos. Puedes acceder al índice completo y al prólogo del libro en http://bit.ly/11daBeb

JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.

FACEBOOK. "José María Toro Alé" https://www.facebook.com/josemariatoro
 
Página FACEBOOK https://www.facebook.com/blogjosemariatoro
Canal Youtube
http://www.youtube.com/jomato1961
 TWITTER: @josemariatoro 
http://twitter.com/josemariatoro



3 comentarios: