viernes, 13 de marzo de 2020

¡Bendita normalidad!

¡Bendita normalidad!

Un niño preguntó a su abuela:
-         ¿Algún día volveremos a la bendita normalidad?
La pregunta traía con ella un hondo y sentido anhelo de tranquilidad tras varias semanas en la que la familia estuvo viviendo la alteración, que en todos los órdenes, trae consigo toda situación de enfermedad con ingreso hospitalario indefinido.
Desgraciadamente, solemos tomar conciencia de muchas cosas y valorarlas en su justa medida cuando las perdemos.
Se identifica el regreso de las vacaciones como una “vuelta a la normalidad”. Una expresión que suele ir cargada de más connotaciones negativas que positivas.
No hay nada más extraordinario que lo ordinario. Sólo que la vivencia inconsciente y no sentida de lo habitual no nos deja percibir su maravilla, su belleza y su milagro. En más de una ocasión he escrito que “lo extraordinario no es sino una normalidad aún no conquistada” y que cuando algo nos colma, nos seduce, nos conmueve o nos plenifica rápidamente tendemos a sacarlo, diferenciarlo e incluso oponerlo al ámbito de lo ordinario.

Basta una simple molestia física, una leve disfunción orgánica, una pérdida o  un accidente….. para echar en falta y añorar lo que en ese momento sentimos y recordamos como una “bendita normalidad”.
Poder iniciar cada jornada de trabajo con salud, poder ir de un sitio a otro por nuestro propio pie, dormir en nuestra cama y no en un sillón de hospital, poder tomar una copa con los amigos , estar tumbado en un sillón disfrutando de una buena película o pasear por las calles y parques de nuestro pueblo o ciudad… todo ello son gestos habituales, cotidianos que, mirados desde el corazón, pueden ser acogidos y vividos con un regalo, como una bendición sagrada.
La normalidad puede ser un espacio para el continuo asombro y un tiempo para el permanente agradecimiento.
No dejemos que sea su pérdida la que nos haga tomar conciencia de todo lo que esconde esa bendita normalidad que conforma nuestro cotidiano vivir.


JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de:
"Educar con Co-razón" (20ª ed.) http://bit.ly/2E9xt87
"La Sabiduría de Vivir" (4ª ed.)  http://bit.ly/2nRusOR
"Descanser. Descansar para Ser" (3ª ed.) http://bit.ly/2scCib8
"La Vida Maestra" (2ª ed.) http://bit.ly/2gY46JQ
"Mi alegría sobre el puente.Mirando la vida con los ojos del corazón" (2015) http://bit.ly/2GZKaAi
"El pulso del cotidiano. Ser-Hacer-Vivir-Realizarse" (2017)
publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.

OTROS LIBROS COLECTIVOS EN LOS QUE PARTICIPA JOSÉ MARÍA TORO.
Ed. Walters Kluwer.
Coautor de: OTRA PEDAGOGÍA EN MOVIMIENTO. "Dialogando con la experiencia en la formación inicial". Universidad de Almería 2018
Coautor de: Hacia una teología de la interioridad. PPC 2019 


4 comentarios:

  1. Gracias José Maria por tus benditas reflexiones.
    Un abrazo gran ne amigo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por compartirnos sus reflexiones y llevarnos de la mano de una manera tan cálida.

    ResponderEliminar
  3. Gracias José María , es un alivio ver esta perspectiva desde esa Normalidad que tan poquito valoramos. Una reflexión sublime desde la Mirada paciente y sobre todo sencilla. Gracias Lourdes

    ResponderEliminar
  4. I have been looking for articles on these topics for a long time. I don't know how grateful you are for posting on this topic. Thank you for the numerous articles on this site, I will subscribe to those links in my bookmarks and visit them often. Have a nice day
    Do check
    Paypal Login
    gemini login

    ResponderEliminar