viernes, 28 de marzo de 2014

“Los adultos estamos tan ocupados que ya no escuchamos"

 “Los adultos estamos tan ocupados que ya no escuchamos" FORO LA REGIÓN. Ourense 27.3.14

El maestro y escritor sevillano abordó los problemas de la enseñanza y de la infancia en el Consistorio de O Barco.

 El escritor sevillano José María Toro Alé reivindicó la libertad del docente en la tarea educativa. "Un maestro debe rendir cuentas ante la vida; al inspector de Educación solo las justas para no ser expedientado", dijo. Momentos antes había afirmado, aludiendo a todo tipo de gentes: "Nos paran dos cosas en la vida: la enfermedad y Tráfico, salvo que uno se detenga con su conciencia". Lo dijo en la Casa Consistorial de O Barco, donde ofreció la charla "Educándonos en la sabiduría del vivir. El arte de encender la mirada". El acto formó parte del Foro La Región y del programa de los "XIII Encontros Familia-Escola. Crecer como persoa para seguir educando", de la asociación educativa Vagalume. Fue presentado por Remedios Arias, directora del colegio Otero Pedrayo, de Viloira.

 El orador insistió en la importancia que tiene la mirada de un niño y cómo debe enfrentarse a ella la familia o el maestro. "El primer texto que lee el niño por la mañana es la cara", explicó. También habló de la importancia de cuidar la mirada de los niños -que sus ojos brillen, que tengan luz- en demasiadas ocasiones pasa desapercibida a los mayores. "Los adultos estamos tan ocupados que no escuchamos. No miramos los ojos de los niños", afirmó. Eso sí, quiso dejar claro que no solo hay que cuidar la mirada de los más pequeños: "Si cambian los que gobiernan, pero los nuevos miran las cosas de la misma manera, estamos en lo mismo", afirmó y no dudó al abogar por una milicia de la mirada. "¡La revolución pendiente es la de la mirada!", exclamó.

 La importancia de la educación no estriba en acumular un sinfín de información en los escolares y así lo cree José María Toro. Dio un dato: "Cada cinco años se duplica el conocimiento". Inmediatamente, explicó la situación a la que condujo este teórico avance. "Sin embargo, seguimos enseñando a leer con las cartillas. ¿Para qué quiero acumular datos que no me ayuden a vivir? ¿De qué me sirve la información si no me da alegría", se preguntó.

Haciendo gala de un envidiable sentido del humor, el ponente abordó un amplio abanico de cuestiones, aunque siempre llevándolas al campo de la educación. Desde los problemas derivados del uso de los tacones hasta realizar un canto a la dignidad.

JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (16ª ed.), "La Sabiduría de Vivir" (3ª ed.)"Descanser. Descansar para Ser" (3ª ed.)  y "Mi alegría sobre el puente. Mirando la vida con los ojos del corazón" (2015) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.
Coautor de: MAESTROS DEL CORAZON. Hacia una Pedagogía de la Interioridad. 

Ed. Walters Kluwer.
FACEBOOK. "José María Toro Alé" https://www.facebook.com/josemariatoro
TWITTER: @josemariatoro
Canal Youtube: http://www.youtube.com/jomato1961

5 comentarios:

  1. En primaria muchos profesores se quejan de que el niño no escucha... mi pregunta suele ser... ¿tiene tiempo el niño para ser escuchado en el aula?
    Maria A

    ResponderEliminar
  2. Hola, comentar que la seño de mi niño (5) años se queja porque mi niño solo juega con las manos con un dialogo entre personajes imaginarios mientras ella da la clase pero que en algunas ocasiones ella no se explica como hace bien los trabajos si ni siquiera la esta mirando!!!! Además mi niño se queja cada mañana que no quiere ir al colegio porque le aburre alegando " todos los dias es lo mismo, mamá!!!) ¿que hago? como manejar este asunto con su maestra???? gracias, rosa

    ResponderEliminar
  3. hola, creo firmemente en la importancia de que un niñ@ se divierta cuando está en la escuela. Si no es así, la maestra tiene que ver lo importante que es para un niño y su educación que esto sea así.. un niñ@ puede hacer varias cosas a la vez y es muy complicado que un niño de 5 años tenga la atención mucho tiempo en una misma cosa... la importancia del juego, aprender jugando... hay un montón de recursos y juegos en la red... puedes mostrarle a la seño de tu hijo otras maneras de hacer las cosas y que ella decida.. ay una frase en este artículo que me ha gustado mucho; dice:"¿De qué me sirve la información si no me da alegría?".. suerte...

    ResponderEliminar
  4. soy mama y en mi más humilde opinión creo que es antinatural tener niños desde los tres años apoltronados a sillas durante 5 horas diarias y con unos libros que pesan más que ellos y son sobre todo aburridos. Los niños necesitan imaginación y curiosidad para aprender, si algo no les llama la atención de que sirve obligarlos. Yo creo que lo mejor sería enseñarles jugando pero no solo el primer año sino toda la infancia, enseñarles habilidades sociales, autoestima, empatia, a divertirse, a disfrutar y cuidar de la naturaleza, a cocinar, a saber porque deben comer verduras, pero de una forma amena, no metiendoles esos tostones de libros que les sobra letra y les falta fantasía y sobre todo potenciar la vocación de cada niño, descubrir para que es apto y que le gusta y a partir de una cierta madurez y seguridad de lo que quieren aprender dedicarse a enseñarles dicha profesión, creo que así no les costaría nada aprender y saldría verdadero profesionales y indivuos sanos emocinalmente... un saludo

    ResponderEliminar
  5. Los educadores, es necesario que hagan un revolución interior y para ello el maestro tiene que cambiar patrones aprendidos, tiene que desaprender lo que hasta ahora ha sido su forma de enseñar. Cuando veo profesionales de la educación, jóvenes, ya no digo los entrados de edad, que a niñ@s de tres años los sientan y predomina el orden de la clase a las necesidades de exploración del niñ@ me digo, la enseñanza sigue con los modelos de cuando yo era pequeña, actualmente tengo 50 años. Se ha enmascarado toques modernos pero de fondo sigue tan carcamal, como años atrás. Si tuviera un hijo pequeño, indudablemente lo llevaría a las escuelas libres. Los educadores necesitan revisarse para así revisar el modelo educativo.

    ResponderEliminar