jueves, 27 de marzo de 2014

Hay que vivir la crisis como una "oportunidad"


“Hay que vivir la crisis como una oportunidad"

Entrevista publicada en LA REGIÓN 26.3.2014. Ourense

 El mal momento económico también puede tener un lado positivo. Al menos, así lo cree el maestro y escritor José María Toro Alé. "Hay que vivirla como una oportunidad para recuperar el sentido común en el vivir, el trabajo, la economía, en todo", dijo. Hoy ofrecerá la charla titulada "Educándonos en la sabiduría del vivir. El arte de encender la mirada", en el programa del Foro La Región y la asociación cultural y educativa Vagalume, que la incluyó en los "XIII Encontros Familia-Escola. Crecer como persoa para educar crecendo". Será en el salón de actos de la Casa Consistorial de O Barco, a las 19.30 horas.

¿Educamos bien a los niños?
Están en un entorno de abundancia material. Con la crisis económica muchas familias están pasando necesidad pero en el entorno de los niños, aunque puedan vivir carencias, hay un ambiente de saturación, de exceso. Hay exceso de coches o de información. Sufren un exceso de lo innecesario y una carencia de lo elemental. Lo fundamental es la presencia del adulto.

¿Con la crisis, no es más difícil para el adulto educar a un niño?

Paradójicamente, con la crisis descendió el índice de delincuencia. Quizás porque hay una mayor presencia del adulto en casa. En la generación anterior, con los dos padres trabajando, los niños salían solos y encontraban la casa sola.

¿No será perjudicial privar a los niños de las nuevas tecnologías?

No se trata de desconectar a los niños de las nuevas tecnologías, de los teléfonos, de la comunicación. El material tiene que estar en un rincón pero no arrinconado. Debe estar accesible y a mano para cuando sea necesario. El problema está en que no se hace un uso, sano, consciente, razonable y creativo de esa tecnología.

¿Cómo ve el futuro de los niños de hoy?

E l futuro es consecuencia de lo que se siembra en el presente. Los niños no son responsables de la situación en que viven, son los primeros que la sufren. Tenemos que mirar a los niños, no para quedarnos con lo mal que están y preguntarnos: ¿qué les está pasando? Hay que verlos como si fuesen un espejo que nos devuelve la imagen de cómo somos los adultos. La pregunta es: ¿qué les está pasando a los adultos?, y cada uno personalmente debe preguntare: ¿qué me está pasando a mí? Cuando el adulto pierde el norte el niño vive desnortado.

JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (13ª ed.), "La Vida Maestra" y "Descanser. Descansar para Ser" (2ª ed.)  (Editorial Desclée de Brouwer
FACEBOOK. "José María Toro Alé" https://www.facebook.com/josemariatoro
TWITTER: @josemariatoro 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada