martes, 16 de diciembre de 2014

Fedora Aberastury. Centenario de una pionera chilena.


El 30 de Noviembre se cumplió el primer Centenario del nacimiento en Santiago de Chile de Fedora Yankelevich, que tomó el apellido de su marido, Aberastury.
Pianista, nacida en Santiago, el 30 de noviembre de 1914, residió con su familia en Antofagasta y, siendo joven, se trasladó a Buenos Aires donde falleció el 10 de julio de 1986.
Atraída por la interpretación del maestro Claudio Arrau fue, durante once años, su discípula en la Modern Piano School que Claudio Arrau había creado con Rafael de Silva en Nueva York.
A su regreso a Buenos Aires, en su empeño de no separar el arte de la vida, siguió investigando la interpretación que nos despierta a la Energía y que nos convierte, no sólo en mejores artistas, sino en mejores intérpretes de nosotros mismos.
Harán falta muchos años para comprender la ingente labor de esta pionera que dedicó su vida a la creación del Sistema Consciente para la Técnica del Movimiento.
Conocedora del aporte de Oriente en cuanto al conocimiento y práctica en relación con la Conciencia-Energía investigó, durante más de treinta años la posibilidad de una transmisión concreta, rigurosa y occidental que permitiera una praxis corporal a favor de una vida más armónica y, corporalmente, más equilibrada.
Tradiciones como la vedántica se aproximan, en el Sistema de Fedora, al hombre común. El Supramental es, para ella un “Pensar que nos piensa”, el Ámbito Supremo de la Conciencia.
A través de propuestas muy sencillas y asociables a la cotidianeidad su trabajo incluye: Apuntalamientos, o centros de energía, el despertar de la médula como soporte energético de la vertical, la voz, las articulaciones como espacios de energía, la palabra, los pliegues como aperturas electromagnéticas que están en la base de los órganos de los sentidos y el Ámbito como referente del cuerpo como aura. Todo ello desde el mapa de las numerosas correspondencias que se producen en nuestro cuerpo y que rompen, en la mayor parte de los casos, nuestro “imaginario corporal”.

Todas las disciplinas cuyas propuestas abarcan la enseñanza que manejo de nuestro “instrumento-cuerpo”, entre las cuales incluyo la que transmito, deben tratar de proporcionar un conocimiento que nos lleve por espacios desconocidos, más allá de lo que puede ofrecernos el conocimiento conceptual.
Para que esto sea posible, debemos someternos voluntariamente a un aprendizaje totalmente diferente al adquirido y permitir con nuestra conducta que las enseñanzas que vamos recibiendo se conviertan en una técnica consciente que pueda ser aplicada

Preocupada por la forma de trasmisión de las diferentes técnicas corporales y artísticas que no logran un resultado físico y emocional efectivo y sin retorno descubre, a los diez años del inicio de su trabajo, que la conexión directa del Sistema Energético con el cuerpo es la lengua.

La lengua, escribe Fedora, es un vínculo directo con nuestro mundo interno. Llegamos a satisfacer con tangible realidad las propuestas de imágenes del mundo emocional.
Todo el cuerpo adquiere un peso distinto, sostenido, como si en ese momento y por ese sólo hecho, el organismo se viera provisto de una distribución más equitativa de sus energías que permite que todo movimiento se vea realizado plenamente. Aparecen entonces posibilidades guardadas en casilleros abandonados, usados quién sabe cuándo, un conocimiento que no habíamos aprendido nunca.

Con ello incorpora la intuición de las culturas precolombinas en cuya imaginería aparece la lengua como la conexión cósmica y sagrada de nuestro cuerpo.
El trabajo en equipo del Instituto Fedora Aberastury de Barcelona (España 1978-1985) permitió la elaboración de una síntesis en la que el alumno recibe, a lo largo de tres años, el intenso proceso en el que Fedora desarrolló el Sistema. Esta transmisión llegó a Chile a través de mi propio trabajo desde el año 1980 y es el enfoque de los profesores españoles que imparten el Sistema en diferentes provincias españolas.
En Argentina y en otros países discípulos y alumnos directos e indirectos de Fedora imparten el Sistema según sus propios enfoques y síntesis.
El 28 de noviembre, su hija, Gabriela Aberastury, conocida pintora y grabadora presentará, en su casa de Buenos Aires, una nueva edición de sus Escritos.

Lola Poveda

LOLA POVEDA
- Doctora en Pedagogía Teatral ha impartido cursos en diferentes universidades españolas y chilenas
- Discípula de Fedora Aberastury y miembro fundador del Instituto Fedora Aberastury de Barcelona, investiga e imparte el Sistema actualmente en su estudio de Nivar (Granada)
- En su investigación multidisciplinar propone la Conciencia Energía como apertura al Pensar Místico de las diferentes tradiciones.


BIBLIOGRAFÍA:
ABERASTURY, Fedora  Escritos  ED. CATÁLOGOS  Buenos Aires 1991
POVEDA, Lola La lengua que escribe. Notas y experiencias sobre el Sistema
                            Consciente para la Técnica del Movimiento de Fedora  
                          Ed BERAMAR  Madrid 1991
                          Conciencia Energía y Pensar Místico  ED. DESCLÉE DE BROUWER
                          Bilbao 2011

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada