jueves, 16 de octubre de 2014

La constancia.




Una pequeña gota de agua le dijo a la inmensa roca que yacía bajo ella:
-“Tú eres muy dura, pero yo tengo mucho tiempo”.
Esa gota sabía que el tiempo, en su permanencia y constancia, termina modificándolo todo, llegando a horadar, incluso, a la piedra más firme y compacta.

Todo lo que sostiene lo vivo se expresa y se mueve en la constancia constante de la respiración, de los latidos del corazón y del pulsar de las células.

“El puente nunca se cansa de mirar al río” y el sol y la luna se mantienen constantes en la danza de los ciclos y ritmos.

La constancia es una virtud, una cualidad secreta que se esconde en el interior de los cambios constantes y aparentes de todo lo que fluye, se mueve y se modifica.

No hay transformación posible sin la energía de la constancia.

Una intuición genial puede abrir las puertas a una gran obra; pero sólo la constancia llega a culminarla. Lo que el genio inicia sólo será ultimado y concluido con las manos de la constancia.

La genialidad es más frecuente y corriente que la constancia. Lo que me falta, a veces, no es inteligencia sino permanencia. Y observo que mis cansancios y deserciones superan en número a mis fracasos.

En una sociedad de lo fugaz en la que todo caduca a los quince días, como el yogurt, la permanencia es un  valor altamente revolucionario.

La constancia no es inmovilidad sino una forma especial de permanecer en el fluir dinámico de todas las cosas y situaciones.

La constancia paciente es una energía de alta frecuencia vibratoria y con una impresionante onda expansiva. Es el abono más eficaz y fértil para las demás virtudes y cualidades.

Sólo queda constancia de aquello que por su naturaleza, fuerza o energía, está llamado a permanecer.
Sólo permanecemos y perseveramos en aquello a lo que nos entregamos por entero y, sólo nos entregamos, de veras, a aquello que amamos de corazón.
              JOSÉ MARIA TORO
                                                       Del libro LA VIDA MAESTRA. Editorial Desclée de Brouwer.

 JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (17ªed.),"La Sabiduría de Vivir"(3ªed.) 

y "Descanser. Descansar para Ser" (3ª ed.)

publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.  

MAESTROS DEL CORAZON. Hacia una Pedagogía de la Interioridad. Información libro http://bit.ly/JVhQjX


FACEBOOK. "José María Toro Alé" https://www.facebook.com/josemariatoro
TWITTER: @josemariatoro
Canal Youtube: http://www.youtube.com/jomato1961




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada