jueves, 12 de septiembre de 2013

El trabajo como ofrenda






Si no descansar es una manera de profanar nuestros trabajos, trabajar es el modo privilegiado de honrar nuestro descanso.

En el descanso nos paramos para repararnos. Descansar justa y convenientemente implica siempre un rehacernos, un rehabilitarnos y un recuperarnos para volver al mundo con otro temple, con otra cara, con otra mirada y, sobre todo, con otra presencia.

El descanso es don, es dádiva, es regalo y ha de ser un espacio y un tiempo para recibir y recibirnos. Todo lo recibido en el descanso ha de ser devuelto al mundo como trabajo, como ofrenda, como presente, como un espacio y tiempo para dar y darnos.

Descanso y trabajo son los dos latidos básicos de los corazones justos y que danzan la coreografía de la generosidad. Trabajar sin descansar es explotación. Descansar sin trabajar es alienación y enajenación. Aquello nos desborda, esto nos vacía.

El auténtico descanso, las verdaderas vacaciones que hacen honor a su nombre de «días sagrados» (holidays), son aquellas que nos sirven para renovar nuestras mejores energías y que reavivan la llama de nuestra entrega.

El trabajo no es un mero hacer, es una expresión expansiva del Ser. Por eso un sistema económico que pervierte, rebaja y prostituye el trabajo, considerándolo mera mercancía, es inhumano, injusto y perverso.

Todo trabajo debería servir para hacernos en aquello que hacemos. Todo trabajo que impida la realización humana debería ser transformado, anulado o proscrito.

El trabajo es sagrado porque es ofrenda. Y toda ofrenda auténtica siempre colma a quien la entrega.

Nuestros trabajos son mucho más que meras tareas, actividades o quehaceres profesionales: son, o deberían ser, espacios de autorrealización, tiempos de comunión e intercambio, momentos de encuentro e instantes de plenitud y gozo.

El trabajo es la manera que tiene el corazón descansado de derramar sobre la piel del cuerpo social el agradecimiento que suda por los poros. Todo trabajo hecho con amor y como ofrenda es himno cósmico y plegaria por el bien de los otros y del mundo.


JOSÉ MARÍA TORO

 JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (13ª ed.), "La Sabiduría de Vivir" (3ª ed.) y "Descanser. Descansar para Ser" (2ª ed.) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.
Información SOBRE JOSÉ MARÍA TORO:
edesclee.com/index.php/manufacturers,567
FACEBOOK. "José María Toro Alé" facebook.com/josemariatoro
TWITTER: @josemariatoro
Canal Youtube: youtube.com/jomato1961

1 comentario:

  1. cuánta razón encierran estas palabras. Qué bien expresado. Gracias!

    ResponderEliminar