lunes, 22 de julio de 2013

La visita de Leonora, madre de Leo (mascota del Descanser)



 La visita de Leonora, madre de Leo (mascota del Descanser)

El miércoles 17 de Julio, tercer día del 2º grupo del Descanser de este verano 2013 que nos volvía a congregar bajo el lema “Madurar a la luz del corazón y unidos en el silencio”, nos encontramos con una auténtica sorpresa.

Al entrar en la sala comprobamos que Leo, nuestra mascota del Descanso y del Silencio, no estaba solo. Su madre estaba con él.
El primer impacto fue de sorpresa seguido, de inmediato, por una tierna sonrisa.

Chelo Yepes, una enfermera de Almería que en el descanser de verano del año anterior nos trajo a Leo nos volvía a sorprender de nuevo, tgrayéndonos a la madre de nuestro “monito del Silencio”.

Esa misma mañana habíamos dedicado la sesión a ir modelando en nuestra cara la sonrisa del silencio. Leo y su madre le dieron volumen, la perfilaron y la hicieron más presente en todo el resto del encuentro.

Aquí tenéis la carta que nos dejo Leonora, madre de Leo así como algunas fotos del acontecimiento.

CARTA DE LEONORA, MADRE DE LEO.
Hola! Soy Leonora, la madre de Leo.
Estoy encantada de conoceros. Me gustaría, si es posible, compartir estos días con vosotros y con mi hijo para darles todo mi cariño.

Hace un año, cuando nuestras vidas se separaron, comprendí que nuestros hijos no son nuestros, son hijos de la vida y para el mundo.

El amor incondicional de una madre hace que su hijo pueda experimentar el vuelo más alto de su ser.

Entonces, cuando dejé entre vosotros a mi  pequeño Leo, me preparé para el desapego. Y eso me ha permitido, con gran satisfacción, observar la amplitud y belleza del vuelo que ahora define la existencia de mi hijo.

Con esta visita quiero expresarle a Leo todo mi amor y lo orgullosa que me siento de él viéndole compartir tanta sabiduría, paz, amor y armonía con todos vosotros, gente buena y sencilla y que sigue cultivando y desarrollando lo mejor de sí.

Cuando finalice este Descanser y nos volvamos a separar, continuaremos nuestras andaduras en lugares distintos. Pero yo me sentiré llena de amor y feliz, envuelta y acariciada por esta suave tela del silencio que habéis ido tramando en estos días de descanso y con cada una de vuestras experiencias y meditaciones.

Un abrazo y gracias por cuidar tan bien de mi niño.   
                                                                            Dulcemente,
                                                             Leonora, madre de Leo.

SI QUIERES CONOCER EN VIDEO LA HISTORIA DE LEO, PULSA EL SIGUIENTE ENLACE:
http://bit.ly/19dtVIP



No hay comentarios:

Publicar un comentario