lunes, 29 de julio de 2013

Hay niños que quieren hacerse invisibles para no ser maltratados.




Hay niños que juegan a ser invisibles por temor a ser maltratados.

NO A LOS GRITOS, INSULTOS Y GOLPES.













Porque con violencia no se aprende,
ponte en su lugar.

domingo, 28 de julio de 2013

Entrevista a José María Toro. "Nuestra Gente" 3ª parte (final). Telecable 3/3


Entrevista a José María Toro en el programa "Nuestra Gente".Telecable. 3ª parte (final)
INDICE Y TEMPORALIZACIÓN.
0:00 Créditos iniciales
0:30 Un sistema educativo “perfectamente imperfecto”.
1:23 “Mamá, ¿yo por qué tengo que ir a la escuela?
1:53 ¿Qué es descansar?
4:00 Proyectos de futuro
4:46 Videotexto: “Educar, el arte de encender los ojos”


Video de la primera parte: http://bit.ly/YYQcYD
Video de la segunda parte: http://bit.ly/17At4DP 

JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (13ª ed.), "La Sabiduría de Vivir" (3ª ed.) y "Descanser. Descansar para Ser" (2ª ed.) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.

Información SOBRE EL AUTOR:
http://www.edesclee.com/index.php/manufacturers,567
Página FACEBOOK. "José María Toro Alé" https://www.facebook.com/josemariatoro
TWITTER: @josemariatoro

Enlace a Canal Youtube: http://www.youtube.com/jomato1961

lunes, 22 de julio de 2013

La visita de Leonora, madre de Leo (mascota del Descanser)



 La visita de Leonora, madre de Leo (mascota del Descanser)

El miércoles 17 de Julio, tercer día del 2º grupo del Descanser de este verano 2013 que nos volvía a congregar bajo el lema “Madurar a la luz del corazón y unidos en el silencio”, nos encontramos con una auténtica sorpresa.

Al entrar en la sala comprobamos que Leo, nuestra mascota del Descanso y del Silencio, no estaba solo. Su madre estaba con él.
El primer impacto fue de sorpresa seguido, de inmediato, por una tierna sonrisa.

Chelo Yepes, una enfermera de Almería que en el descanser de verano del año anterior nos trajo a Leo nos volvía a sorprender de nuevo, tgrayéndonos a la madre de nuestro “monito del Silencio”.

Esa misma mañana habíamos dedicado la sesión a ir modelando en nuestra cara la sonrisa del silencio. Leo y su madre le dieron volumen, la perfilaron y la hicieron más presente en todo el resto del encuentro.

Aquí tenéis la carta que nos dejo Leonora, madre de Leo así como algunas fotos del acontecimiento.

CARTA DE LEONORA, MADRE DE LEO.
Hola! Soy Leonora, la madre de Leo.
Estoy encantada de conoceros. Me gustaría, si es posible, compartir estos días con vosotros y con mi hijo para darles todo mi cariño.

Hace un año, cuando nuestras vidas se separaron, comprendí que nuestros hijos no son nuestros, son hijos de la vida y para el mundo.

El amor incondicional de una madre hace que su hijo pueda experimentar el vuelo más alto de su ser.

Entonces, cuando dejé entre vosotros a mi  pequeño Leo, me preparé para el desapego. Y eso me ha permitido, con gran satisfacción, observar la amplitud y belleza del vuelo que ahora define la existencia de mi hijo.

Con esta visita quiero expresarle a Leo todo mi amor y lo orgullosa que me siento de él viéndole compartir tanta sabiduría, paz, amor y armonía con todos vosotros, gente buena y sencilla y que sigue cultivando y desarrollando lo mejor de sí.

Cuando finalice este Descanser y nos volvamos a separar, continuaremos nuestras andaduras en lugares distintos. Pero yo me sentiré llena de amor y feliz, envuelta y acariciada por esta suave tela del silencio que habéis ido tramando en estos días de descanso y con cada una de vuestras experiencias y meditaciones.

Un abrazo y gracias por cuidar tan bien de mi niño.   
                                                                            Dulcemente,
                                                             Leonora, madre de Leo.

SI QUIERES CONOCER EN VIDEO LA HISTORIA DE LEO, PULSA EL SIGUIENTE ENLACE:
http://bit.ly/19dtVIP



sábado, 20 de julio de 2013

La línea curva de la sonrisa



Más ilumina una sonrisa que mil bombillas.
La sonrisa es la obra social más barata y efectiva del mundo.

 La sonrisa es el trazo de la alegría.
Cuando una alegría es redonda nuestra boca, necesariamente, necesita curvarse.
La sonrisa es la línea curva que todo lo endereza. Es el surco que canaliza nuestras mejores energías y la marca del alma enamorada.
La sonrisa, en su configuración oblicua, quiebra la rigidez de una conducta marcada con el trazo de lo lineal y tieso. Todo lo tirante , tenso y rígido se afloja, se suelta y distiende en la curvatura de una sonrisa.
La sonrisa es la desviación  que nos reconduce y devuelve al camino del contento y del gozo.
La sonrisa es la línea curva que hace de nuestra boca el cáliz donde ofrendamos nuestro júbilo, el cuenco en el que se derrama nuestro alborozo, la copa en la que servimos y bebemos el dulce licor de la alegría.
La sonrisa suave tiene la fuerza de un huracán, el poder del trueno y la ternura de la brisa.
La sonrisa es la línea curva que nos pone derechos y nos lleva derechos al corazón del otro. Es el arco que nos hace disparar las flechas de regocijo.
La sonrisa es un  alimento que nutre, una medicina que sana y una vitamina que restablece.

Es el maquillaje que más embellece la cara.
Es el foco que devuelve la luz a nuestro rostro e ilumina los ojos.
La sonrisa es la línea que al curvarse aproxima lo que estaba alejado y acerca lo que se había distanciado.
En el mapa de nuestra cara, la sonrisa indica que hay un oasis, un lugar de reposo, un remanso de calma y un espacio con vistas panorámicas al valle de nuestra paz interior.
La sonrisa es la línea curva que más directamente nos conduce a la alegría del corazón.


JOSÉ MARÍA TORO

Del libro LA SABIDURÍA DE VIVIR (4ª ed.) Editorial Desclée
Video presentación del libro La Sabiduría de Vivir. 

OTRAS ENTRADAS SOBRE LA SONRISA:
El cuenco de la sonrisa.
El arte de sonreír.


JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (18ª ed.), "La Sabiduría de Vivir" (4ª ed.)"Descanser. Descansar para Ser" (3ª ed.)  y "Mi alegría sobre el puente. Mirando la vida con los ojos del corazón" (2015) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.
Coautor de: MAESTROS DEL CORAZON. Hacia una Pedagogía de la Interioridad. 

Ed. Walters Kluwer.
FACEBOOK. "José María Toro Alé" https://www.facebook.com/josemariatoro
TWITTER: @josemariatoro
Canal Youtube: http://www.youtube.com/jomato1961

 


domingo, 14 de julio de 2013

El descanso como bendición del trabajo.



Todo descanso puede ser acogido como momento sagrado, como ocasión propicia para mirar, reconocer, aceptar y bendecir todo el trabajo realizado. Al descansar comprendemos que la labor ha sido culminada, aunque haya quedado inconclusa y que, por tanto, podemos retirarnos de ella para acercarnos algo más a nosotros mismos.

Cuando nos hemos entregado a lo que hemos hecho, a pesar de nuestras carencias y limitaciones y, a veces, gracias a ellas, el descanso se nos acerca como promesa merecida, como invitación a mirar lo que hemos realizado y, sobre todo, cómo hemos crecido y nos hemos derramado en nuestras tareas y trabajos.

Descansar adecuadamente es un modo extraordinario de “bendecir” el trabajo hecho con amor y las tareas realizadas como formas de entrega. Cuando mi trabajo es ofrenda, el descanso es regalo. Si el trabajo es un modo de entregarse, el descanso que le complementa ha de ser una manera de recuperarse. En el trabajo nos entregamos al mundo. En el descanso nos entregamos a nosotros mismos. Si con nuestro trabajo damos y ofrecemos, en el descanso hemos de disponernos a recibir. 
El descanso espiritual, el ocio realmente creador es aquél en el que desde el reposo y envueltos por el silencio nos entregamos a recibirlo todo como regalo: las caricias del aire, los rayos de sol, los sorbos de una bebida fresca, los bocados de un plato sabroso, las miradas, las sonrisas, un paisaje hermoso, las conversaciones amigas, los viajes a lugares inéditos, el regreso a los espacios familiares... Todo eso está ahí reposando en nuestros descansos. Todo eso se nos da, no como un mero ajuste de cuentas, como pago o devolución por nuestros esfuerzos sino como gesto de justicia cósmica, como consecuencia natural de nuestra entrega amorosa y como don que la Vida derrama sobre nuestros corazones.
No descansar es una forma de profanar el trabajo. El descanso dignifica y resalta los trabajos que le preceden y adecenta y embellece las tareas que le siguen. Con mi descanso bendigo lo hecho y con mi reposo santifico mis trabajos. Al bendecir lo hecho bendigo las manos que obraron, el corazón que sostuvo la acción  y el espíritu que la alentó.

Las vacaciones no son sino ocasión para mirar con honestidad y ternura todo lo hecho y dejar que sean ahora el descanso y el silencio los que nos rehagan por entero. 

Texto del libro:  MI ALEGRÍA SOBRE EL PUENTE. 
                                                      Mirando la vida con los ojos del corazón 
                Un libro para que sea tu corazón el que se asome al mundo a través de la ventana de tus ojos. 
            Videoclip 1. http://bit.ly/1zDGpoF  
            Videoclip 2. http://bit.ly/1z9fLnI

 JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (18ª ed.), "La Sabiduría de Vivir" (4ª ed.)"Descanser. Descansar para Ser" (3ª ed.)  y "Mi alegría sobre el puente. Mirando la vida con los ojos del corazón" (2015) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.
Coautor de: MAESTROS DEL CORAZON. Hacia una Pedagogía de la Interioridad. 

Ed. Walters Kluwer.

Información SOBRE EL AUTOR:
http://www.edesclee.com/index.php/man...
FACEBOOK. "José María Toro Alé" https://www.facebook.com/josemariatoro
TWITTER: @josemariatoro
Canal Youtube: http://www.youtube.com/jomato1961







bobreltos por el silencio nos engreos acerca como promos

lunes, 8 de julio de 2013

Veranear hacia adentro.



Veranear hacia adentro.


El verano es la estación que representa el mediodía del año; es, por tanto, el apogeo del sol, de la luz y del calor.
Estos elementos hacen que las flores de la primavera se conviertan en fruto. El verano representa también para los árboles humanos el tiempo de la maduración, del crecimiento, de la evolución.
El verano, como cada estación, es un tiempo específico, con un sentido particular, con una energía peculiar.
El verano, según la sabiduría china,  es la estación del corazón, del fuego, del color rojo. No se trata sólo de exponer nuestra piel al sol para broncearla sino de avivar ese sol interior que es el corazón.
Exponernos también durante largas horas de inactividad al sol del corazón inundará nuestros cuerpos de una alegría que sudará por nuestros poros.
El verano nos invita no sólo a vivir más al aire libre sino también a hacer más libre y consciente el aire de nuestra vida de cada día.
El verano es un canto de afirmación a la vida, la exaltación de los sentidos, la celebración de la abundancia y el regocijo de la generosidad.
No habrá verano si, al mismo tiempo que nos trasladamos a la playa o a la montaña no nos adentramos en nuestro paisaje interior… para conocerlo, habitarlo, embellecerlo y disfrutarlo.
                                                    (“La Sabiduría de Vivir”, págs. 147 y 148)
                                                                                                   
                                                                              
El verano es un invitación a “salir fuera”, pero sin  exiliarnos de nuestro adentro: 
salir de los paisajes conocidos y desgastados por la rutina y viajar hacia otras tierras y horizontes 
para reavivar nuestra mirada y capacidad de asombro; salir de la monotonía, de la  prisa, de los bullicios y orientarnos hacia otro ritmo, hacia actividades y lugares con otras tonalidades, hacia  espacios despejados, hacia movimientos más  libres y menos precipitados.