jueves, 31 de mayo de 2012

El bueno nunca es tonto

La Bondad consiste en dar el “bien”, en ofrecer lo bueno, lo que no daña al otro ni le perjudica. Pero también significa o implica dar bien, es decir, apropiada y justamente.

“Es tan bueno que parece tonto”. Es ésta una expresión tan frecuente como popular pero que sólo adquiere sentido aplicado al ego, en tanto y en cuanto “quiere parecer tan bueno que es tonto”.
Sólo nuestro falso yo, la imagen que queremos mostar, el personaje que nos gusta representar de cara a la galería confunde la bondad con la estulticia o la estupidez.

De la persona buena puede sacarse mucho provecho, ya que es una fuente de benevolencia, dulzura y entrega pero nadie puede aprovecharse de ella, simplemente porque nunca lo permitiría. Si dejo que alguien se aproveche de mi yo me convierto en víctima y, en ese mismo instante, estoy conformando o manteniendo al otro como agresor.

Si algo caracteriza al que es bueno es su estar despierto y su lucidez. Por eso sabe dar lo justo a quien lo necesita, cuando  es conveniente y del modo más adecuado”. Nunca da lo innecesario ni se ofrece para lo superfluo y jamás hace nada por el otro que éste pueda hacer por sí mismo.

El bueno colabora, el necio reemplaza.
El bueno responde, el tonto se adelanta.
El bueno hace con el otro, el necio hace por el otro.
El bueno acompaña, el tonto sustituye. Aquél ayuda, éste soluciona.


La persona buena no renuncia a nada para colmar el exceso de otros, pero puede renunciar a cualquier cosa para satisfacer la demanda justa de alguien realmente necesitado. La renuncia o donación del bueno es siempre un gesto de afirmación y por eso es vivido con satisfacción y gozo. No se siente menguar en nada porque siempre está colmado de su sí mismo.

Finalmente, también huye de la tentación de universalizar su bien porque reconoce que no necesariamente lo bueno para él es bueno para otros.
El bueno vive siempre su capacidad de donación y entrega hasta el extremo, pero no en exceso.

            De libro ("La Sabiduría de Vivir" 3ª edición. Ed. Desclée de Brouwer)
                

viernes, 25 de mayo de 2012

ENTREVISTA. El Pulso del Cotidiano. Programa "Tal como somos".Canal Sur TV.1996

 ¡Cómo pasa el tiempo!. Rescatando al formato digital momentos pasados que traigo de nuevo al presente como recuerdo, como presente-regalo.
Entrevista en el programa "TAL COMO SOMOS" de Canal Sur TV.1996 y que giró en torno al libro EL PULSO DEL COTIDIANO (publicado por Sal Terrae, 1993)

jueves, 24 de mayo de 2012

EL VARÓN HABITADO.

EL VARÓN "HABITADO"

Es preciso recuperar y recrear lo "masculino"
para hacer posible la integridad de lo "humano".

Es preciso que los hombres despierten
para que también la mujer vea despuntar la aurora.

Es preciso reconocer lo propio
para que la Unidad Superior se manifieste.

Masculino y femenino,
la sístole y diástole del palpitar de la Vida.

Poco a poco tenemos que ir reconociéndonos
sin tener que poner nombres ni etiquetas
a lo que sentimos y vivimos,
a un nuevo modo de estar y de ser.

El horizonte de la Nueva Humanidad nos llama a todos y a todas:
diversos, diferentes... pero no desiguales.
Y nos advierte:
"tal vez las cadenas las llevamos dentro. Muy dentro".

                                 JOSÉ MARÍA TORO.

A propósito de la sesión formativa con el grupo de hombres del Centro para la Igualdad EZ:BERDIN de Vitoria-Gasteiz.23 de Mayo 2012

 José María Toro. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (13ª ed.), "La Sabiduría de Vivir" (3ª ed.) 

y "Descanser. Descansar para Ser" (2ª ed.) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.
Información SOBRE JOSÉ MARÍA TORO:
edesclee.com/index.php/manufacturers,567
FACEBOOK. "José María Toro Alé" facebook.com/josemariatoro
TWITTER: @josemariatoro
Canal Youtube: youtube.com/jomato1961

lunes, 21 de mayo de 2012

Entrevista a José María Toro.Diario INFORMACIONES.Elche 20.5.2012


´Los recortes han creado un ambiente de miedo que influye en los niños´ 

 Maestro con una extensa carrera profesional y especialista en distintos ámbitos de la expresión y la comunicación, considera que los recortes en Educación han afectado directamente al aprendizaje de los escolares, pero defiende con creces una lucha social contra el "tijeretazo".

ENTREVISTA REALIZADA POR ana fajardo
El profesor José María Toro ha visitado el colegio Mariano Benlliure para inculcar a los docentes los valores que integra su penúltimo libro titulado "Educar con corazón", una publicación de lectura obligatoria en las facultades de magisterio. Este maestro subraya que "la sociedad no es consciente del papel que tiene la escuela y la educación en general" y hace un llamamiento a la ciudadanía para "volcarse sobre el magisterio, en el sentido de darle reconocimientos y la valoración que se merece", pero, también, defiende que "el magisterio debe devolver a la sociedad lo que recibe multiplicado con su entrega y con un trabajo impecable".
¿Qué importancia puede tener el corazón a la hora de impartir clase?

Yo reivindico el corazón como un espacio en el que también los niños puedan entrar. En muchos centros hay unas aulas de informática con ordenadores y el niño sabe que cuando entra en esa aula va a navegar por internet. Yo propongo que en los colegios haya también aulas sin muebles, con una decoración sencilla, para que los niños se tumben en el suelo, de manera que cuando los pequeños entren puedan navegar en su corazón, en su mundo interior.

¿Qué papel tendrían exactamente esas aulas especiales de las que habla?

He comprobado con los docentes que entrar en ese espacio interno y reconstruir desde dentro las actitudes y motivaciones particulares supone renovar su vocación, se reaviva su entusiasmo y eso ocurre exactamente igual con los niños. De hecho, los profesores que están poniendo en práctica esa experiencia dicen que los escolares demandan una y otra vez este espacio porque allí se reencuentran consigo mismos y eso es muy importante.

¿Esa experiencia novedosa serviría, entonces, para mejorar el rendimiento escolar?

Hay estudios que demuestran la relación entre el estado anímico y el aprendizaje. Todos sabemos que cuando uno está mal porque tiene un problema eso repercute en la vida diaria. El problema justamente hoy en el rendimiento de los niños es que el mundo interno está bastante confuso y caótico, ven que el entorno de la familia no es sano, los padres se pelean, todo lo que envuelve a los niños es prisa, es inquietud, es nerviosismo. Los niños son esponjas que se empapan de todo eso. Cuando los niños no están en paz, en contacto con su alma o serenos tienen muchas dificultades para aprender.

¿Piensa que el entorno actual es consecuencia del fracaso escolar?

No creo en el fracaso escolar. Yo creo que el fracaso escolar es el reflejo de un fracaso mucho más amplio, es de toda la sociedad. Si un niño no aprende a leer puede ser fracaso de la escuela porque no han sabido enseñarlo. Pero, si ese niño no tiene un entorno familiar favorable, si no está bien alimentado, si no hay un entorno que estimule a los niños a la lectura... No creo que sea justo hablar del fracaso escolar. Por supuesto que hay una parte que repercute a la escuela y más concretamente al maestro. Pero, no se puede hablar de fracaso escolar sin hacer una visión mucho más amplia al fracaso de la sociedad.

Estamos en época de recortes, de movilizaciones constantes... ¿cree que esto influye directamente sobre el aprendizaje de los niños?

Por su puesto que sí. Hay un ambiente de miedo, de pesimismo, de abatimiento y toda esta dinámica socioeconómica está generando miedo. Ante esta situación, los niños también son sensibles. El miedo paraliza y debemos orientarlo hacia la rabia e ira que nos servirá para llevarnos a la acción, pero no podemos quedarnos ahí porque nos quedaríamos en un carácter colérico y rabioso. Tenemos que canalizar esa energía hacia el corazón para convertirlo en una corriente de acción con pasión y amor. En este momento es muy importante para los maestros, el cultivar el espacio personal, el hacernos autónomos e independientes del entorno en el que estamos y no ser una víctima del entorno, si no crear el propio entorno. Las crisis siempre son una oportunidad y esta crisis puede servir para crear nuevos enfoques.

¿Considera entonces que las protestas por parte de los docentes no deberían llegar a las aulas?

Yo veo muy bien esta lucha social contra los recortes, porque en Educación y Sanidad habría que meter la tijera cuando ya no quedara ningún otro sitio. Hay otros espacios donde se puede recortar más y serían menos dañinos. Donde habría que meter la tijera tendría que ser no en el tema económico, sino en el tema de la presión burocrática, la presión horaria, social, hacer recortes en los contenidos, porque hay una sobrecarga. Habría que hacer una priorización sobre los contenidos que interesen más a las necesidades de los chavales.

ENLACE PARA VER EL ARTÍCULO EN LA EDICIÓN DEL DIARIO.
http://www.diarioinformacion.com/elche/2012/05/20/recortes-han-creado-ambiente-miedo-influye-ninos/1255662.html

 


martes, 15 de mayo de 2012

Carta final de despedida de Pinocho a la clase.Educar con Co-razón



Carta final de despedida de Pinocho a la clase.
Texto con el que termina el libro EDUCAR CON CO-RAZÓN.
Las imágenes corresponden al final del video FUIMOS FELICES APRENDIENDO, un video que recogía imágenes de las experiencias y vivencias compartidas desde 1º a 5º de Primaria (1993-1998) en el Colegio Público "Pedro Parias" de Peñaflor (Sevilla) y que fue entregado a cada alumno/a.
El texto de la carta aparece en las páginas finales del libro "Educar con Co-razón".


 CARTA   DE   "PINOCHO"  A  LOS NIÑOS Y NIÑAS  DE  LA  CLASE.
¡Queridos  Amigos y Amigas!.
Desde las tierras  maravillosas del Reino de Fantasía, desde lo más hondo de mi corazón de madera al que vosotros habéis convertido en corazón de carne os escribo estas palabras. Tal vez sea la última vez que pueda dirigirme a vosotros. Por eso os pido que leáis estas líneas con mucha atención y cariño. El mismo que brota de mis dedos al escribirlas. Pero sobre todo, guardadlas en lo más profundo de vuestra alma, de vuestro corazón. Es allí y sólo allí, y no en la cabeza, en la mente, donde realmente se comprenden las cosas, al menos, aquellas cosas que nos hacen ser felices y recibir la vida como un regalo.
Lo primero que quiero pediros es que NO OLVIDÉIS NUNCA todo lo que habéis vivido juntos. No dejéis que el polvo del olvido cubra todo lo que habéis visto, habéis oído, habéis tocado, todo lo que habéis escuchado y leído.
No olvidéis  que  cada día, antes de que llegárais a clase, allí estaba yo en la pared, calentando con mis rayitos del pecho cada una de vuestras mesas y así no os encontrárais con el frío de la mañana.
No olvidéis que en el corazón de José María era yo quien bajaba las escaleras para ir a recibiros y saludaros en la alegría de un nuevo día en el que volvíamos a estar juntos.
No olvidéis las muchas horas que hemos pasado en la alfombra verde, hablando, escuchando, aprendiendo, cogiéndonos de las manos y transmitiéndonos unos a otros el calorcito de nuestra amistad y cariño.
No olvidéis nunca que todas las cosas que habéis oído son como semillas que ahora tienen que ir creciendo en vuestros corazones. Tenéis que  mostrar  al mundo que realmente habéis sido sembrados por  la ternura, por la amistad, por la responsabilidad, por la sinceridad y por la alegría.
Yo os he mostrado  la satisfacción del trabajo  hecho con amor y dedicación. Sólo si sois responsables, sólo si amáis de verdad todo aquello que hacéis, sólo si realmente sentís en vuestro corazón que con cada hoja que estudiáis, con cada cuento que escribís, con cada dibujo que pintáis  colaboráis a hacer un mundo más hermoso y mejor...sólo así  habréis visto, escuchado y comprendido todo lo que he compartido con vosotros en todo este tiempo.
En todos estos años que he estado con vosotros, participando de vuestras tareas, de vuestros descansos, de vuestras fiestas e incluso de vuestros viajes y excursiones he sentido vuestro cariño. Sé que Pinocho es para vosotros mucho más que un simple muñeco de madera. Es alguien mágico que tocó vuestros corazones y los inundó de alegría.
Pero quiero deciros que también vosotros habéis tocado el mío y lo habéis llenado  de gozo y de ternura. Vosotros habéis hecho del mío un corazón de carne del que muchas veces, al recordaros, han brotado lágrimas calientes. Recordad: "a veces la alegría es tanta que el corazón se desborda y rebosan lágrimas dulces por los ojos".
Tal vez ya no me veáis colgado en la pared. No importa. Yo no me iré si me seguís llevando dentro de vosotros. Quizá os ha llegado la hora de mirar dentro del corazón para poder leer de nuevo aquellas frases mágicas:
"Siempre puedo empezar de nuevo", "Soy responsable de mis cosas y trabajos","Para hacer bien una cosa, amigo mío, hay que amarla". "Con mi trabajo ayudo a mejorar el mundo", "Defiende tu opinión hasta que otros te aporten otra mejor", "La ternura es la suavidad con la que nos sale la luz que llevamos dentro", "El silencio es bonito y nos ayuda a estar mejor","Mi alegría no depende de nada ni de nadie, sólo de mí".....
A vosotros, mis queridos niños y niñas, os corresponde ahora pasar todos esos pensamientos y sentimientos a vuestra vida, a todo lo que hagáis en la casa, en la escuela o en la calle. Yo os acompañaré siempre. Si alguna vez la tristeza os inunda por dentro, pensar en vuestro solito del pecho y acordaros de mí y de la impresionante corriente de amor que circula entre nuestros corazones.
Yo sé que hay muchas cosas de la escuela que no os gustan. Pensad siempre qué podéis hacer vosotros para mejorarlas. No podéis decir a nadie que hace mal su trabajo si sois los primeros en hacer vuestras tareas  por cumplir, con la rapidez con la que se hacen las cosas que no se aman.
Y lo más importante de todo: yo he querido transmitiros que la Vida  es algo maravilloso que hay que cuidar y defender. De nada sirve que aprendáis mucho si luego vuestro corazón no es generoso y tierno, si hacéis que otros sean infelices y no colaboráis en mejorar todo aquello que sintáis que no es correcto o defectuoso.
Mi mayor alegría sería comprobar que allí donde estáis sois focos de Luz, de Amor y de Entusiasmo. Podéis  mostrar a los otros niños, a vuestros mayores, que la Vida no se detiene sino que va hacia adelante. Con vuestro ejemplo podéis proclamar que podemos ser y vivir de otra manera. Y sabed que cuando viváis así, desde la luz de vuestro corazón, el resplandor de todo aquello que hagáis o digáis llegará hasta la más lejana de las estrellas. Y desde ella, Dios sonreirá, se alegrará y derramará sobre vosotros toda su infinita ternura.
No me despido porque no siento que me vaya. Yo ya os llevo dentro, muy dentro. Y me acompañaréis incluso en mis paseos por los jardines del Paraíso. Allí, sembraré un huerto de rosas y a cada una pondré cada uno de vuestros nombres. Y al oler su perfume volverán a mi memoria los recuerdos de todo lo que hemos vivido juntos. Y cuando me gire para ver la silueta de Dios entre las nubes doradas del atardecer le daré una y mil gracias porque hizo de vosotros mi mejor regalo. ¡Os quiero!.               
                                                     PINOCHO. JOSÉ MARÍA TORO




domingo, 13 de mayo de 2012

Carlos González, Maestro con Corazón. TEDxCartagena.

Carlos González es licenciado en Ciencias Físicas. Ha ejercido como profesor de adolescentes durante 24 años. Actualmente es investigador y divulgador de los nuevos paradigmas científicos y también formador de educadores. Autor del libro: "Veintitrés maestros, de corazón-un salto cuántico en la enseñanza-".

¡ NO TENGO TIEMPO!


Cada vez oigo más esta expresión "¡no tengo tiempo!".
Es como si el tiempo se estuviese convirtiendo en un enemigo y los relojes, agendas y calendarios en sus más sutiles armas.
Es como si hubiésemos cosificado el tiempo: lo consideramos y lo vivimos como una cosa que se puede tener, ahorrar, ganar o perder.
Lo que no hace sino advertirnos que quizá estemos cosificando toda la existencia.
El tiempo se me escurre como el agua por la reseca arena de la playa. La vida corre y, lo peor de todo, es que muchas veces yo no voy con ella.
He olvidado que el tiempo no se gasta sino que se crea, que no es cuestión de tener tiempo, sino que el tiempo me tenga, me reciba y me acoja.
Hay una manera de vivir la temporalidad que adopta la forma del agobio, del estrés, de la saturación o la prisa. Mas también puedo vivirla desde la paciencia, la serenidad y el equilibrio.
No puedo añadir ni un solo segundo a mis días; por lo tanto no tiene sentido pedir más tiempo sino repartirlo, organizarlo y, sobre todo, vivirlo mejor.
¡No tengo tiempo!  es otra forma de decir ¡No me tengo a mí mismo!, es el grito desesperado de cuantos seguimos aspirando o creemos ser directores generales del Universo.
La sensación de no tener tiempo es la vivencia cotidiana de quien se agobia porque no sabe que es eterno y quiere hacerlo todo y hacer de todo...en un día...en un año...en una vida.
Me quejo de falta de tiempo cuando soy incapaz de vivir la plenitud en aquello que precisamente hago y vivo en ese momento y por tanto necesito el minuto siguiente para vivir aquello que dejo escapar de la vivencia presente.
¡Sí, tengo tiempo! .El justo y necesario para que descubra y estruje las entrañas de la vida, la maravilla del amor y del servicio, el misterio del ser humano, sus grandezas y miserias.
Se me ha otorgado el tiempo imprescindible para que mi paso por la vida sea un regalo para el mundo.
Por eso, estoy llamado a vivir y dar testimonio de "libertad del tiempo", aunque las correas de mi reloj estén completamente apretadas.
Nunca más diré “no tiempo tiempo” porque  lo que tengo, tal vez, no sea sino “un exceso de tareas”.

                   JOSÉ MARÍA TORO.
           Texto del libro "LA VIDA MAESTRA" pág.41. Editorial Desclée 

 JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor de "Educar con Co-razón" (14ªed.),"La Sabiduría de Vivir"(3ªed.) 

y "Descanser. Descansar para Ser" (2ª ed.) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.  


MAESTROS DEL CORAZON. Hacia una Pedagogía de la Interioridad. (2ª ed.)
Información libro http://bit.ly/JVhQjX

FACEBOOK. "José María Toro Alé" https://www.facebook.com/josemariatoro
TWITTER: @josemariatoro
Canal Youtube: http://www.youtube.com/jomato1961

jueves, 10 de mayo de 2012

RECICLAR, el arte de mirar con otros ojos.


                                                               TEXTO DEL VIDEO.

Reciclar es un movimiento de la conciencia cargado de sentido común y de belleza.
Reciclar es una acción movida por una mirada que descubre otros usos y que inventa otras maneras.
Reciclar es el arte de mirar con ojos cargados de ternura  aquello que se va a modificar o transformar.
Reciclar es una muestra de respeto hacia las cosas a las que no se condena a morir sin antes dejarlas envejecer usándolas.
Reciclar es volver a dar nuevas oportunidades a las cosas y a los objetos.
Reciclar es dar tiempo a las cosas y permitir que la historia pase por ellas.
Reciclar es el latido natural del corazón que se colma con lo sencillo y rebosa con la austeridad.
Reciclar es el resultado de una mirada luminosa que alumbra nuevas posibilidades.
Es una creatividad al servicio de la vida.
Al reciclar honramos a la Tierra haciendo un uso responsable y venerable de sus recursos.
Y es, también, un gesto de justicia para con aquellos que menos tienen.
Reciclar es ver nuevos usos, mirar con otra perspectiva, con una  mirada que, rompiendo, reconstruye.
Reciclar es mirar con los ojos de la armonía, con una mirada sencilla y simple. Una mirada que lo reconvierte todo.
Una mirada recreadora…. que devuelve la vida a lo inerte
Reciclar es el arte de mirar con unos ojos nuevos… es el arte de renombrar las cosas y bautizarlas de nuevo
Reciclar es un gesto de amor. Es el arte solidario por excelencia, la artesanía y el bricolaje del corazón.

                                                                              JOSÉ MARÍA TORO
                 Texto del libro:  MI ALEGRÍA SOBRE EL PUENTE. 
                                                                    Mirando la vida con los ojos del corazón 
                     Un libro para que sea tu corazón el que se asome al mundo a través de la ventana de tus ojos.
                                   Videoclip 1. http://bit.ly/1zDGpoF  
                                   Videoclip 2. http://bit.ly/1z9fLnI



 
                                          Música: “El reino de las nubes” (Chris Spheeres)
  JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (15ª ed.), "La Sabiduría de Vivir" (3ª ed.)"Descanser. Descansar para Ser" (2ª ed.)  y "Mi alegría sobre el puente. Mirando la vida con los ojos del corazón" (2015) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.
Coautor de: MAESTROS DEL CORAZON. Hacia una Pedagogía de la Interioridad. 

Ed. Walters Kluwer.



    FACEBOOK. "José María Toro Alé" https://www.facebook.com/josemariatoro
    Canal Youtube: http://www.youtube.com/jomato1961
    TWITTER: @josemariatoro http://twitter.com/josemariatoro

domingo, 6 de mayo de 2012

EL ABRAZO AL ÁNGEL SUFRIENTE


Todavía se cimbrean mis entrañas al evocarlo. Lunes  tres de Marzo, las siete y media de la mañana. En mi regazo acojo como puedo el cuerpo de un niño roto por el dolor. Se llama Jesús, tiene nueve años y es uno de mis alumnos. Acabo de comunicarle que la enfermedad de su padre ya se ha terminado.
-¿Ya está en mi casa?, me pregunta con sus ojos de hondo mar.
-No, Jesús. ¿Recuerdas lo que hablamos en clase de lo que sucede cuando se encienden todas las lucecitas del alma?. Tu padre es ya un ser de luz, ya está viviendo de otra manera.
El niño comprende y echa su rostro sobre mi hombro. Comienzo a sentir cómo la humedad del sufrimiento empapa mi camisa y ahoga mis entrañas. Acaricio su pelo de trigo dorado y dejo deslizar por su espalda toda la ternura que brota de mis dedos. Luego unos minutos de silencio, de comunión en el abrazo.

Hay quien dice que tengo cierto don de palabra. Pero no, ahora no las encuentro. Toda una eternidad ante el teclado del ordenador y en la pantalla no veo sino los surcos profundos de un sufrimiento que se lleva hacia abajo, hacia lo hondo.
Es tal la corriente de sentir que aún me embarga que la palabra se torna silenciosa y discreta. Se reconoce insuficiente y pobre.
No tengo ningún concepto que elaborar, ninguna idea que comunicar: sólo un foco de amor inmenso en el centro mismo donde el llanto del sinsentido comienza a brotar.
No sé qué alcance, qué efecto tienen en él mis palabras, mis caricias, pero si percibo cómo me alcanza y me trastoca por entero este cuerpo de ángel humano desplomado sobre mí por el peso de su tristeza. Y siento que juntos, él y yo, con su padre mirándonos "desde la otra orilla", comenzamos a elevarnos como si la mano de Dios nos levantase en un remolino de impresionante ternura.

                                                       JOSÉ MARÍA TORO.
                                     Del libro: "La Vida Maestra" (Editorial Desclée)

JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar con Co-razón" (16ª ed.), "La Sabiduría de Vivir" (3ª ed.) y "Descanser. Descansar para Ser" (3ª ed.) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.
Es co-autor de la obra "Maestros del Corazón.Hacia una pedagogía de la interioridad" (2014) (Wolters Kluwer)

jueves, 3 de mayo de 2012

Oda al compañerismo


El Compañerismo es una forma concreta, una expresión determinada de la Amistad, una dimensión particular y especial del Amor, ni exclusiva ni excluyente y sin expectativa ni reclamo. Cada compañero es un espacio para la libertad y el gozo porque cuando la mano del amigo, del compañero siembra es siempre nuestro  corazón el que recoge.

La presencia de un compañero o compañera nunca retiene sino que nos ofrece unas alas con las que podemos sobrevolar los más hermosos parajes de nuestra geografía interior.

Hacia cada compañero, en cada jornada de vida y de trabajo compartida, trazamos un camino en el que cada paso dado tiene la importancia de dejar un rastro en el que las estrellas se miran de noche. Cada compañero deja una estela, una huella que se graba y se enciende en las constelaciones del alma.

Recorriendo cada uno de los senderos que nos acercan a cada compañera, no estamos sino atravesando y reconociendo los más recónditos y maravillosos senderos de nuestro propio paisaje interno.

Por eso, la amistad que genera todo compañerismo auténtico es una vía superior para el conocimiento. Cuando entre compañeros se forja una amistad es el amor quien tiende ese puente invisible sobre el que revolotean alegres las mariposas.

Querámoslo o no…., cuando vivimos o trabajamos juntos dejamos de sernos indiferentes. Querámoslo o no…. todos y cada uno de nosotros formamos parte del otro, hemos entrado en su biografía, somos hilos con los que ha ido formando la tela de su vida y de su historia.

El compañero nos acompaña, es veneno para la soledad y el aislamiento; pero también nos alimenta cuando su presencia es alegría y testimonio, nos nutre con el ejercicio de su propia responsabilidad y nos ayuda a crecer cuando nos halaga o nos interpela desde su propia honestidad. 
                                                       
JOSÉ MARÍA TORO. Maestro. Escritor. Formador y conferenciante.
Autor, entre otros, de "Educar conCo-razón" (13ª ed.), "La Sabiduría de Vivir" (3ª ed.) y "Descanser. Descansar para Ser" (2ª ed.) publicados por la Editorial Desclée de Brouwer.
Es co-autor de la obra "Maestros del Corazón.Hacia una pedagogía de la interioridad" (2014) (Wolters Kluwer)